Tecnicrop Ibérica S.L.

El «cotonet» de Sudáfrica ha llegado a Murcia

Volver
El «cotonet» de Sudáfrica ha llegado a Murcia

Delottococcus aberiae produce importantes pérdidas en las cosechas de cítricos que pueden alcanzar el 70% de frutos con deformaciones y/o pequeño tamaño.

 

El año pasado os hablamos de las características y daños producidos por el Cottonet de Sudáfrica, detectado en cítricos de la comunidad Valenciana, ante la dificultad de combatir esta plaga, os comentábamos que la prevención es la mejor medida contra esta plata.

 

La pasada semana, técnicos del servicio de Sanidad Vegetal, detectaron el primer caso de Cottonet en una parcela de naranjos de la Región de Murcia, ubicada en el paraje de La Arboleja, en el municipio de Mula, traspasando así los límites de la Comunidad Valenciana. Tras la toma de muestras, se constató que se trata de la especie Delottococcus aberiae. La causa más probable de su aparición en una zona tan alejada de las provincias limítrofes habría sido la introducción accidental debido a la presencia de algunos ejemplares en las cajas de recolección utilizadas, al haber sido compradas dichas ficas de Murcia por empresas de la Comunidad Valenciana.

 

Como ya comentamos, el principal daño de este nuevo “cottonet” es la deformación y/o reducción de tamaño que produce en los frutos, lo que lleva a una elevada pérdida del valor comercial de los mismos.

 

 

 

Según estudios realizados en la Comunidad Valenciana con mandarinas, los daños comienzan desde la flor, llegando a producir hasta un 70% de frutos con deformaciones o con un tamaño que no supera los 2,5-3 cm. Por este motivo, podemos considerar que la floración es el periodo crítico a la hora de su control.

 

D.aberiae presenta numerosas generaciones a lo largo del año, alcanzando su máximo poblacional en los meses de mayo y junio, durante los que tendríamos que extremar las medidas de prevención y control. Las ninfas se fijan mayoritariamente en el cáliz, el ombligo o entre frutos en contacto, aunque también podemos encontrarlas en hojas y ramas. Durante el estado adulto (meses de marzo a mayo), se ha podido observar que algunas hembras migran a la base del tronco y suelo para poner los ovisacos.

 

Estrategias de control

 

Desde el descubrimiento de esta plaga se ha avanzado bastante en las posibles estrategias de control.

 

Por un lado, podemos utilizar la lucha biológica, potenciando las poblaciones naturales del depredador Cryptolaemus montrouzieri. Recientemente, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Allimentación, ha autorizado también el uso de una especie de Anagyrus que parasita de forma natural a D.aberiae, con el que los ensayos realizados sen la Comunidad Valenciana han mostrado resultado muy prometedores. Los servicios de Sanidad Vegetal advierten que en el caso de utilizar estos insectos debemos ser cuidadosos con la utilización de productos fitosanitarios que pueden afectar negativamente en su supervivencia.

 

También disponemos de trampas para la captura masiva de esta especie junto con otras como el piojo rojo de california y P. citri, con el objetivo de reducir los niveles de plagas.

 

En cuanto a los tratamientos químicos, se recomienda realizarlos en primavera, cuando el porcentaje de afectación supere el 10-12% y a partir de ahí, se continuará vigilando los frutos en crecimiento hasta que alcancen los 3-4 cm por si hay que realizar más intervenciones. A la hora de aplicar dichos tratamientos es importante llegar hasta la zona interior del árbol y la alternancia entre productos con distinto modo de acción.

 

 

También se recomienda el control de hormigas, ya que actúan como protectoras de insectos chupadores como los pulgones y las cochinillas. Para ello, además de los productos con cebo atrayente utilizados tradicionalmente, pueden utilizarse sustancias pegajosas para untar en el tronco, de modo que tanto las hormigas como el “cottonet” queden atrapados en su movimiento a través del mismo.

 

Todas estas medidas deben completarse con una estricta limpieza y desinfección de todo el material, equipamiento y ropa utilizados, así como medidas preventivas para limitar y reducir la expansión hacia nuevas zonas y monitorización para su rápida detección y erradicación en caso de necesidad.

 

Si has detectado esta plaga o tienes dudas, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos frente a ella.

 

Puede que también te interese:

 

- Prevención de Pulvinaria Poligonata y cotonet de Sudáfrica.

15 Abril 2021
Noticias relacionadas