Tecnicrop Ibérica S.L.

Nuevas plagas en expansión: Avispilla del almendro y Ácaro de Texas

Volver
Nuevas plagas en expansión: Avispilla del almendro y Ácaro de Texas

Avispilla del almendro

 

Los Servicios de Sanidad Vegetal de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana han notificado la detección de nuevos focos de la avispilla del almendro (Eurytoma amygdali) en ciertos municipios murcianos y de la provincia de Valencia.

La llegada de esta plaga a las nuevas parcelas de almendro afectadas en Murcia se debe probablemente, a las maquinas recolectoras, que podrían haber transportado almendras con larvas en su interior procedentes de otras zonas afectadas en Valencia, donde a su vez también se he expandido por nuevas zonas.

 

Las larvas pasan el invierno en el interior de los frutos y emergen como adultos a mediados o finales de marzo. Por este motivo, es importante retirarlas y destruirlas para evitar su salida en primavera para reducir así la aparición de la siguiente generación de la avispilla. Estas almendras no pueden utilizarse como combustible para las estufas ni para alimento del ganado, deben ser destruidas inmediatamente.

 

Las almendras afectadas por la avispilla se pueden identificar fácilmente por su aspecto deshidratado, grisáceo y de menor tamaño que los frutos sanos. Dichas almendras permanecen en los árboles, al no producirse su caída en el momento de la recolección.

 

La presencia de esta plaga se ha convertido en un problema para este cultivo, sobre todo en producción ecológica, ya que ni el control tecnológico (feromonas sexuales y trampas), ni el control biológico están siendo eficaces por el momento.

 

Ácaro de Texas

 

El ácaro de Texas (Eutetranychus banksi) se ha expandido en cultivos de cítricos en los últimos dos años. Su foco inicial en el sur de Valencia se ha ido extendiendo hasta parte de Castellón y toda la provincia de Alicante, desplazando a los otros ácaros presentes en estas zonas como es el caso de la araña roja (Tetranychus urticae), el ácaro oriental (Eutetranychus orientalis) y el ácaro rojo (Panonychus citri).

 

De acuerdo con Sergio López, investigador del Instituto Agroforestal Mediterráneo de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV): “En los últimos años se está observando un incremento en la incidencia de ácaros en el cultivo de cítricos. Este incremento se debe a la expansión de Eutetranychus banksi, una plaga que se comporta competitivamente desplazando al resto de especies de ácaros presentes en el cultivo. Esta plaga no presenta un buen control biológico, desarrollando poblacionales altas al final del verano que causan daños relativamente importantes en hojas y frutos”.

 

Tanto el ácaro de Texas como el ácaro oriental pueden permanecer juntos en la misma parcela, e incluso en la misma hoja, además de convivir con las otras especies de ácaros, pero mientras la distribución del segundo no ha variado desde 2013, E. banksi sí ha conseguido propagarse, siendo actualmente, la especie de ácaro más frecuente en el cultivo de cítricos de la Comunidad Valenciana y desplazando geográficamente a Eutetranychus orientalis y Panonychus citri.

 

Los ácaros producen daños al alimentarse de la clorofila de hojas, tallos y frutos, dando lugar a una decoloración de la hoja y el fruto. Cuando las poblaciones son muy altas pueden llegar a producir defoliaciones al combinarse con condiciones de humedad ambiental baja, viento, suelo seco o escaso sistema radicular de la planta.

 

Si quieres más información consulta con nuestro departamento técnico.

26 Abril 2021
Noticias relacionadas