Tecnicrop Ibérica S.L.

Prevención del estrés en plantas

Volver
Prevención del estrés en plantas

El estrés de las plantas se define como el estado, en el cual, la planta no realiza sus funciones fisiológicas de manera normal, lo cual lleva a una ralentización de su crecimiento y desarrollo, limitando la productividad de los cultivos.

 

Existen dos tipos de estrés:

 

  1. Estrés abiótico: Son todos aquellos que tienen lugar por cambios ambientales (luz, sequía, granizo, lluvia, concentración elevada de sales en el suelo, contaminantes atmosféricos, etc. El estrés abiótico por factores climáticos es hoy en día uno de los de mayor incidencia, consecuencia del cambio climático que da lugar cada vez más a la aparición de fenómenos bruscos que suponen una grave amenaza para los cultivos.
  2. Estrés biótico: es el originado por microorganismos como nemátodos, hongos, bacterias, virus…

 

Cuando las plantas son sometidas a cualquiera de estas situaciones de estrés pasan por 3 fases que fueron definidas por Larcher en 1987:

 

Fases del estrés en plantas.

 

Para hacer frente al estrés de las plantas una de las mejores herramientas de las que disponemos en la actualidad son los bioestimulantes, sustancias de origen vegetal o animal cuyo objetivo es estimular los procesos bioquímicos naturales de las plantas, potenciando el buen estado sanitario y el vigor del cultivo. Los bioestimulantes como tal se incluyen por primera vez en el nuevo Reglamento Europeo de Fertilizantes (Reglamento (UE) 2019/1009) que entrará en aplicación el próximo 16 de Julio de 2022.

 

Entre los componentes de los bioestimulantes podemos encontrar:

 

Aminoácidos. Estimulación energética en los momentos de mayor demanda del cultivo. Los aminoácidos especialmente seleccionados promueven la síntesis de proteínas e intervienen en procesos concretos del metabolismo de las plantas. Entre ellos encontramos: Alanina, glicina, prolina, lisina, ácido glutámico…; y entre sus principales funciones podemos destacar:

 

  • Pilar estructural de las clorofilas y los citocromos.
  • Acción quelatante.
  • Favorecen la apertura estomática.
  • Ayuda a la germinación de los granos de polen y elonga el tubo polínico
  • Son fuente de nitrógeno.
  • Estimula los procesos fisiológicos de la planta.
  • Favorecen la formación de nuevos brotes, intervienen en la floración y cuajado del fruto.
  • Interviene en los mecanismos de resistencia frente a estreses.
  • Juegan un papel clave en el equilibrio hídrico de la planta.

En Tecnicrop disponemos de 2 bioestimulantes que contienen en su composición una mezcla de estos y otros aminoácidos, se trata de Fortirón LS y Glutamín LS. Ambos productos facilitan el crecimiento vegetativo, el desarrollo radicular, la floración, cuajado y engorde de frutos, a la vez que ayuda a los cultivos a superar distintas situaciones de estrés como heladas, sequías, fuertes vientos, salinidad, toxicidad…

 

Algas. Se han desarrollado una gama de bioestimulantes agrícolas a base de hidrolizado de proteínas de distintas microalgas. Son productos bioestimulantes, 100% natural, con un elevado contenido en aminoácidos libres, polisacáridos, fitohormonas, oligoelementos y antioxidantes, que son el complemento perfecto para la autodefensa de las plantas y el consiguiente incremento del rendimiento de cultivos de todo tipo.

Algimax LS Green es un bioestimulante formulado con un 100% de algas marinas que actúa sobre los factores que incluyen en el correcto rendimiento del cultivo y calidad de la producción:  estado fisiológico, condiciones ambientales, fertilización, hormonas de floración…

 

Sustancias húmicas. Las sustancias húmicas son materia orgánica de origen natural capaz de aumentar la capacidad de retención de agua en el suelo, aumentar la fertilidad y retención de nutrientes de la planta, favorecer el desarrollo de microorganismos y mejorar el enraizamiento y desarrollo del cultivo. Entre estas sustancias se engloban los ácidos húmicos y fúlvicos.

 

Microorganismos. Mejoran la absorción de nutrientes por parte de la planta, fomentan el desarrollo radicular, mejoran la fertilidad del suelo, proporcionan alimento a la planta mediante los exudados radiculares y representan un gran aporte nutricional por la materia orgánica.

 

Bioestimulantes de alto rendimiento

 

Se trata de un tipo especial de bioestimulantes desarrollados por Tecnicrop y basados en una exclusiva tecnología de bioestimulación vegetal denominada PBS (Poder Bioestimulante Sinérgico). Estos formulados contienen una equilibrada y óptima relación de distintas moléculas naturales con PODER BIOESTIMULANTE que una vez liberadas al medio de cultivo y absorbidas por la planta, producen la activación de su metabolismo, desencadenando sus procesos fisiológicos y sus mecanismos de respuesta frente a todo tipo de situaciones de estrés biótico o abiótico.

 

Bioestimulantes de alto rendimiento, Balancer LS y Reimdal LS.

 

Dentro de esta gama de bioestimulantes encontramos:

 

  • Balancer LS: bioestimulante foliar orientado a los momentos de mayor demanda energética de cultivo: floración, brotación y cuajado, obteniendo como resultado incremento del número de brotes, altos rendimientos, mayor vitalidad del cultivo y mayor calidad de frutos.

 

  • Reimdal LS: estimulan el desarrollo de un sistema radicular potente, ramificado y denso, a la vez que fortalece su sistema defensivo. El rendimiento de la planta está ligado a los primeros estadios de su desarrollo, siendo, por tanto, clave un buen desarrollo del sistema radicular para conseguir altos rendimientos. Mejora la retención de agua, la estructura del suelo y preservan el equilibrio de la flora edáfica en torno a la raíz.

 

Puede que también te interese:

-          Acciones y efectos de los bioestimulantes en las plantas.

-          Bioestimulantes y su uso en agricultura.

04 Mayo 2022
Noticias relacionadas